Todo gran esfuerzo merece su premio, y así sucedió pues el campeón del mundo de Moto GP, el italiano Valentino Rossi, se puso al mando del Ferrari F2008...